La falta de lanzamiento exterior castiga a los Hispanos en el Mundial 2017 – Balonmano

31663221684_242b9b5eef_k

Angel Fernández (francehandball2017.com)

No se puede pretender ganar un Mundial de balonmano sin lanzamiento exterior. La última jugada en ataque de España en el partido de cuartos de final frente a Croacia es el mejor ejemplo de una carencia que se ha convertido en crónica en este campeonato. Los jugadores llegan a 9 metros y no lanzan, no se atreven a lanzar, siempre buscan el pase, la finta y el tiro de 6 metros, la penetración, cualquier otra jugada.

La selección española ha efectuado 44 lanzamientos desde 9 metros en 7 partidos (6,3 por partido), anotando 17 goles (2,5 por encuentro). Estos datos lo dicen todo. Para hacer una comparación, sólo tenemos que remitirnos a las estadísticas de España en los cuatro años anteriores: en 2013 (64/164, 9 partidos), en 2014 (62/127, 8 partidos), en 2015 (60/155, 9 partidos), en 2016 (46/125, 8 partidos).

Estadísticas jugadores españoles en Mundial 2017 (spainsportweb.com)

Si con esta carencia descomunal la selección aún es favorita al título y es capaz de llegar al final del partido de cuartos con opciones de ganar es porque en otras posiciones y en otras partes del juego España destaca por encima de los demás. Una de esas posiciones es el extremo. Desde la citada posición se han anotado 45 goles de 59 lanzamientos en 7 partidos, más de 6 goles por partido y un 76% de acierto. En los años anteriores: 2013 (47/68, 9 partidos), 2014 (39/72, 8 partidos), 2015 (40/54, 9 partidos) y 2016 (51/80, 8 partidos).

Como contrapunto al paupérrimo peso del lanzamiento exterior, España presenta unos números desmedidos en lanzamientos desde 6 metros. Nada menos que 129 lanzamientos para anotar 72 goles en los 7 partidos del Mundial 2017. Si comparamos con los años anteriores: 2013 (48/69, 9 partidos), 2014 (37/59, 8 partidos), 2015 (61/77, 9 partidos), 2016 (41/67, 8 partidos). Llama la atención que hay varios jugadores de fuera de la zona de pivote con más goles y lanzamientos que aquéllos que juegan en esa posición. Así, por ejemplo, Alex Dujshebaev ha cerrado el torneo con un 13/22, Dani Sarmiento con un 9/17, Joan Cañellas con un 9/16, por delante de un referente como es Julen Aginagalde que se ha quedado en un 8/13.

Este último es un dato muy relevante, pues Julen ha dejado de ser un referente del equipo en relación a años anteriores. El pivote irundarra tuvo números muy diferentes en el pasado reciente: en 2013, 29/38 desde 6 metros; en 2014, 20/22 (4 partidos); en 2015, 25/31; en 2016, 18/25.

Del análisis del lanzamiento de 7 metros se desprende un mayor desacierto con respecto a los últimos cuatro años, en los cuales España alcanzó las semifinales de los campeonatos que disputó. Se han lanzado 30 penaltis de los cuales 20 finalizaron en gol, es decir, que el acierto ha sido del 67%. En el Mundial del 2013, se lanzaron sólo 28, de los cuales acabaron en gol 20 (71%). En el Europeo 2014, 33/44 (75%). En el Mundial 2015, 31/41 (76%). En el Europeo 2016, 35/44 (79%).

El lanzamiento exterior es la asignatura pendiente del balonmano español. Es muy difícil competir con selecciones como la croata que sin ir más lejos en el partido de cuartos anotó 13 goles de 24 lanzamientos desde 9 metros. España tiene pocos balonmanistas como los croatas, que destaquen por el tiro exterior, pero habrá que tomar las medidas para compensar al equipo de manera que los desequilibrios se reduzcan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s